Quiénes somos  |  Qué ofrecemos  |  Precios y Tarifas  |  Foro  |  Mi Escritorio Laboral  |  Suscríbete  
 

Foro de Expertos - Lex@ Formación  
19 de Abril de 2014, 21:48:08 *
   Inicio   Ayuda Acceder  
Autor Tema: Provocar despido improcedente  (Leído 2865 veces)
usuario185
Visitante
« Prioridad normal. Se solicitan experiencias: 26 de Mayo de 2011, 14:03:14 »

Hola, un empleado ha comunicado hoy en una reunión a su director de departamento y a los jefe de zona que al estar en desacuerdo con el nuevo sistema de remuneración va a hacer en su trabajo lo justo (es técnico de montaje) y ha expresado que lo que quiere es que se le despida con 45 días, que no va a presentar su baja voluntaria. No está abierto a negociar por un importe menor y buenas referencias.
A esto hay que añadir que le acaban de dar el alta tras 3 meses de IT y que sospechamos que ha sido prolongada deliberadamente, aunque no tenemos pruebas. ¿Sería motivo suficiente de despido el hecho de que ha expresado ante 3 personas que quiere que se le despida y que a partir de ahora hará lo justo?
Gracias por vuestra colaboración
En línea
despacho1
Despacho
*****
Mensajes: 3407



« Respuesta #1. Se solicitan experiencias: 27 de Mayo de 2011, 09:19:16 »

Buenos días:

A pesar de la gravedad que tiene declarar ante la Dirección de la Empresa la disminución continuada y voluntaria en su trabajo, no es causa de despido disciplinario procedente, ya que no reviste de la gravedad suficiente. Las declaraciones de intenciones de trabajadores, sin llevarlos a efecto, y sin que las mismas todavía tengan incidencia en la empresa no son lo suficientemente graves en la Jurisdicción Laboral para ser objeto de despido disciplinario.

En este caso, nosotros os aconsejamos plantear la siguiente estrategia:

1.- O se sanciona al trabajador con AMONESTACIÓ POR ESCRITO, por la citada declaración de intenciones delante de tantos testigos. No se le aplicarían días de suspensión de empleo y sueldo porque entendemos que ni siquiera es objeto de sanción. Pero sí con amonestación por escrito, que permitiría contestar al trabajador con un golpe de Autoridad. Con suerte, podríais conseguir con dicha amonestación por escrito que el trabajador corrijiese su actitud.

2.- O dejáis pasar el incidente, pero tomáis nota a partir de ahora de cómo disminuye de forma voluntaria y continuada en su trabajo. Ésto sí es objeto de despido disciplinario procedente. La cuestió, como siempre en estos casos, depende de la prueba. Para poder acreditar cómo disminuye de forma voluntaria y continuada, debéis partir de la situación anterior. Es decir, debéis poder medir su trabajo hasta ahora. No a través de horas de trabajo, sino a través de trabajo realizado por su parte (por ejemplo: proyectos puestos en marcha, piezas fabricadas en su departamento, control del personal a su cargo, etc). Es decir, debéis valorar si, en su puesto de trabajo, es posible realizar tal medición de forma objetiva. Para ello, suele ser también muy positivo compararle con algún trabajador que preste los mismos servicios, para que se vea que el trabajador que váis a despedir ha bajado el rendimiento, y el trabajador comparado ha seguido igual. De esta forma, podréis acreditar la producción que dependía de él hasta el día de la reunión, y la producción después de la reunión en la que comunica que va a bajar el rendimiento.

Por eso, la declaración que ha hecho en dicha reunión, delante de tantos testigos puede servir perfectamente para probar el origen de la disminución continuada y sobre todo VOLUNTARIA de su trabajo.

Para que os decantéis por este segundo supuesto, debéis tener claro que su trabajo pueda medirse. Y en ese caso, no debéis sancionarle con amonestación por escrito, porque lo que os interesa es que en los próximos 3 meses incumpla y podáis despedirlo.

Estas son las dos opciones que vemos a vuestro caso, pero de ninguna forma sería objeto hoy de despido disciplinario.

Esperamos haber resuelto su consulta.

Reciba un cordial saludo.
Buenos días:

A pesar de la gravedad que tiene declarar ante la Dirección de la Empresa la disminución continuada y voluntaria en su trabajo, no es causa de despido disciplinario procedente, ya que no reviste de la gravedad suficiente. Las declaraciones de intenciones de trabajadores, sin llevarlos a efecto, y sin que las mismas todav...

AVISO: Este contenido es exclusivo para Usuarios Registrados.
Si tiene usuario, introdúzcalo aquí

En línea
usuario174
Visitante
« Respuesta #2. Se solicitan experiencias: 27 de Mayo de 2011, 09:48:21 »

Gracias por la pronta respuesta.
A esto se añade que, como comentaba arriba, le acaban de dar el alta tras 3 meses con un informe médico en el que su médica recomienda la incorporación a sus tareas laborales de forma progresiva.
Si controlamos su rendimiento, lo cual es fácil porque tiene una prima de productividad basada en trabajos realizados y el tiempo en el que los realiza, y detectamos una disminución en el rendimiento, ¿No podría escudarse en la recomendación médica?
En línea
despacho1
Despacho
*****
Mensajes: 3407



« Respuesta #3. Se solicitan experiencias: 30 de Mayo de 2011, 09:07:52 »

Buenos días:

Efectivamente, su oposición será que debe reincorporarse progresivamente, por lo que lo esencial será diferenciar qué disminución es causada por su dolencia, y que disminución es causada por su voluntad de hacer lo justo (tal y como él mismo lo dice).

Es claro que él va a hacer lo justo, porque así lo ha dicho. La cuestión clave es conocer su diagnóstico. En función del diagnóstico, es probable que se pueda valorar qué disminución del rendimiento está provocado en su dolencia, y qué disminución está provocado por su propia voluntad.

No obstante, como apuntas, la relación debe ser clara, ya que ese será su argumento de cara a juicio.

En todo caso, yo vigilaría el rendimiento, ya que por lo que planteas no es difícil hacerlo y no perdéis nada. Controlando el rendimiento, podrás valorar tanto la posibilidad de realizar un despido disciplinario por disminución voluntario del rendimiento, como la posibilidad de plantear un despido objetivo de 20 días por ineptitud sobrevenida (si tal disminución se prolongase). En este último caso, su dolencia debería ser definitiva y crónica (entre otras, sentencia del TSJ del País Vasco, de 22 de abril de 1997).

No obstante, en este caso partís de un hecho muy favorable y es que el trabajador ha declarado ante testigos su voluntad de disminuir el rendimiento de trabajo. Por lo tanto, en todo caso, si constatais dicha disminución del rendimiento (y aunque tenga mucha relación con su dolencia) la circunstancia de su declaración delante de testigos os servirá para despedir disciplinariamente y pactar con él la indemnización antes de llegar a juicio.

Esperamos haber resuelto su duda.

Reciba un cordial saludo.
Buenos días:

Efectivamente, su oposición será que debe reincorporarse progresivamente, por lo que lo esencial será diferenciar qué disminución es causada por su dolencia, y que disminución es causada por su voluntad de hacer lo justo (tal y como él mismo lo dice).

Es claro que él va a hacer lo justo, porque así lo ha...

AVISO: Este contenido es exclusivo para Usuarios Registrados.
Si tiene usuario, introdúzcalo aquí

En línea
usuario84
Cliente

Mensajes: 96


« Respuesta #4. Se solicitan experiencias: 30 de Mayo de 2011, 10:27:07 »

Por lo que comentas en la retribución del trabajador puedes controlar la productividad. Eso es muy positivo, normalmente no se suele tener esa ventaja. Si además, lo comparas con trabajadores comparables (mismas funciones, puesto, o similares) te puede dar posibilidad de despedir, y en el peor de los casos, negociar una indemnización mucho menor. Lo veo positivo en tu caso Sonrisa. salu12
En línea
 
Ir a:  

Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Las contestaciones realizadas en este Foro de Expertos son de carácter general, y no constituyen asesoramiento jurídico, ya que no se fundamentan en la revisión de documentación alguna.
Powered by SMF 1.1.11 | SMF © 2006-2009, Simple Machines LLC
XHTML 1.0 válido! CSS válido!
C/Estella, nº8, 1º Izda. (Frente al Corte Inglés). Pamplona -31002- Navarra. Telf.- 948 20 32 40 info@lexaformacion.com  |  Copyright © 2012 lex@formacion